Ciudad verde, una apuesta por la dignidad en Soacha

 

 

 

 

 

 

 

Este megaproyecto de vivienda social recibe el apoyo de la Fundación Clinton. El megaproyecto de vivienda de Ciudad Verde, que se levanta en Soacha, ya tiene las primeras 1.120 familias (4.500 personas) viviendo en ese lugar, donde ya se alista la tercera etapa para salir a venta.

Este plan urbanístico, que comenzó hace menos de dos años, es hoy uno de los más grandes proyectos de construcción social y ambiental del país, al que le están apostando no solo el Gobierno y los constructores nacionales sino que también se ha convertido en el único plan habitacional que tiene el respaldo de la Fundación Clinton.

Las razones que llevaron a esta fundación a patrocinar este gigantesco complejo son casi las mismas que han motivado a que Alejandro Ramírez y otras 11.574 personas hayan comprado, hasta ahora, una vivienda en ese lugar. De un lado, están haciendo construcciones dignas para una familia, pese a ser viviendas de inversión social. “No son cajones para vivir”, expresa efusivo Alejandro. Del otro lado, ha gustado el modelo de ciudad que se está levantando gracias al respaldo de ocho renombradas constructoras, encabezadas por Amarilo. Y no es para menos, pues se trata de un lugar en el que vivirán, en cinco años, 120.000 personas, una población equivalente a la de Facatativá.

Desde que se pone el primer pie en las 328 hectáreas de Ciudad Verde, huele a campo fresco, gracias al cerco de los árboles y las 50 hectáreas de zonas verdes. A los bloques de edificios, de seis pisos, que tienen nombres de plantas o flores como azalea, orquídea y agapanto, se llega gracias a una completa red de alamedas y ciclorrutas que suman nueve kilómetros.

El plan contemplaba la siembra de 84.000 árboles, pero como no cabían todos, se llegó a un acuerdo con la alcaldía de Soacha: la mitad de estos se utilizarán para reforestar otras zonas del municipio, dijo el director del proyecto, Camilo Caicedo. A las primeras 1.120 familias que se trastearon, entre las que se encuentra la de Rubiel Ramírez, hermano de Alejandro, lo que más les ha llamado la atención es que “todo queda cerca”. Se refiere a que, como vecinos de los apartamentos, hay una red de parques, un colegio -la primera etapa construida albergará 1.400 alumnos y, luego, ampliará su capacidad a 2.800-, cuatro CAI de la policía, un hospital con capacidad para 230 camas (que diseña la Universidad Nacional y financiará la Gobernación de Cundinamarca) y un centro comercial.

Las primeras familias que llegaron a Ciudad Verde han recibido talleres de socialización en los que les enseñan a vivir en propiedad horizontal y a convivir armónicamente con sus vecinos y con la naturaleza.

Medio: El Tiempo
Página
: Online
Fecha
: Miércoles, 29 de febrero de 2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>